Baby Care Journals Editors Choice

This award is bestowed to web sites that embody excellence in the topics of infant care

Crianza a Traves de Las Culturas (antes El Proyecto A La Manera del Rebozo) se cerró al fin del año 2011, y los proyectos enumerados aquí ya no están activos o actualizados. Nuestro sitio se mantiene en línea como un recurso para la comunidad global, con la esperanza de que el trabajo y la información expuesta aquí será una fuente de inspiración y de recursos a los demás.

Usted pueda copiar y distribuir la mayoria de los articulos en nuestro sitio para usos educacionales relaccionados a nuestra mision, si incluye un enlace al sitio. Ve las condiciones especificas al fin de cada articulo. Si no tiene una licencia Creative Commons Reconocimiento - NoComercial - CompartirIgual, hay que preguntar directamente al autor para reproducir la obra en cualquier forma.

Articulos

EL FEMINISMO, EL CUIDADO INFANTIL Y LA SALUD MENTAL DE LA FAMILIA

¿HAN SIDO ENGAÑADAS LAS MUJERES POR EL FEMINISMO DE LA IGUALDAD?

Por: Dr Peter S. Cook (Australia)

Trad. Victoria Rocha (México)

¿IGUALDAD O LIBERACIÓN?

FEMINISTAS. EN SU BÚSQUEDA DE LA IGUALDAD, EN LUGAR DE LA LIBERACIÓN, ¿NO HAN LLEVADO A LAS MUJERES DE LA SARTÉN AL FUEGO, CON REPERCUSIONES ADVERSAS PARA SÍ MISMAS, SU FAMILIA Y EL BIENESTAR SOCIAL?

Esbocemos las circunstancias: como las diversas situaciones que afectan a la familia, es importante hacer un diagnóstico correcto de las causas del estrés, la insatisfacción y la sobrecarga que experimentan muchas mujeres en la actualidad. Algunas, claman porque se representen los intereses de niños y mujeres, haciendo una petición para la creación de sitios de cuidado infantil (guarderías, maternidades y/o estancias infantiles), usualmente sin especificar concretamente el rango de edad de los niños candidatos a asistir a tales instancias. Para los más pequeños, esto puede ser un riesgo, especialmente si estos son sitios para los niños de uno y dos años y cuya estancia excede más de una hora a la semana. Esta aparente “necesidad” de más guarderías es un síntoma de algo más, y los riesgos para el desarrollo social y emocional de nuestros niños, especialmente las niñas, difícilmente se reconocen. Las consecuencias se prevén lejanas, serán evidentes una vez que los pequeños sean personas adultas y se conviertan en mujeres y hombres adultos.

Una serie de factores que permiten un mejor diagnóstico, son ofrecidos en “The Miseducation of Women (2002)”, de James Tooley, Profesor de Educación en Newcastle-on Tyne. El adoptó la distinción entre “igualdad feminista” y “liberación feminista”, propuesta por Germaine Greer en “The Whole Woman” (1999). Esta última, sugiere que “igualdad es un pobre subtítulo para la liberación”. Feminismo de la igualdad se basa en el dogma (en gran parte erróneo) de que las diferencias de género son construcciones sociales y prescribe la igualdad como fundamento en la educación de niños y niñas, así como en su futuro desempeño laboral e incluso para situaciones de tipo doméstico. Pero Tooley, suma más evidencia a algunas de las diferencias entre femenino/masculino, entre las cuales, están ciertamente las habilidades, los intereses y las elecciones en la selección de parejas, aparentemente, en fundamentos biológicos, confiriendo beneficios especiales en la especie humana. Así que los supuestos que debieran se “corregidos” pueden ser equivocados y difíciles de implementar.

“Liberación feminista” (un concepto relacionado es feminismo maternal), parte de la idea de que tendría que existir igualdad de oportunidades y remuneración, pero las diferencias biológicas son importantes, especialmente en cuanto a habilidades cognitivas, intereses y cuidados maternales, este último término repudiado por la “igualdad feminista” y sustituido por “crianza de los hijos”.

ÍCONOS FEMINISTAS RETRACTADAS

Betty Friedan, en “The Feminine Mystique” (1963), incita a las mujeres a iniciar una trayectoria profesional y a la igualdad, evitando la maternidad, lo que es reprochado más tarde por sus desilusionados seguidores y seguidoras, ya que mientras instaba por hacer de este estilo de vida, el patrón a seguir, ella, a diferencia de estos, ya tenía marido e hijos. En “The Second Stage (1981) se retracta pero es ignorada y como la “igualdad feminista” continúa implementando sus prescripciones. Pronto, escribe: “La igualdad por la que peleamos no es favorable, no es viable y no es congruente en los términos en los que estructuramos nuestra batalla”.

Gemaine Greer, también había hecho una reflexión tardía y conmovedora. Habiendo inspirado una generación de mujeres que no querían estar inmersas en la maternidad, ella “lloraba por sus bebés no nacidos” y confesaba: “he tenido sueños de embarazo, esperando con alegría y confianza por algo que nunca pasará” en “The Whole Woman” dijo: “en The Female Eunuch, argumenté que la maternidad no debería ser impuesta como un sustituto de carrera profesional, hoy creo que la maternidad debería ser una opción genuina de carrera…” y dijo también: “en el fondo, existe una recompensa en los niños por sí misma, siendo el mejor secreto guardado en el mundo occidental”.

ALGUNAS CONSECUENCIAS NO IDENTIFICADAS DEL FEMINISMO DE IGUALDAD.

Desafortunadamente, el trabajo de las madres/cuidadoras de niños, una vez, en estos roles, desarrollan una dinámica propia. En la compra de viviendas, por ejemplo, dos ingresos superan la oferta de egresos, lo cual, permite solventar gastos de una forma más eficaz. Así, algunas veces, es muy difícil cuando muchas mujeres de las sociedades modernas no pueden amamantar a sus propios bebés. La “economía”, se dice, no exige su trabajo, y la “industria” del cuidado de niños es poderosa y se ha convertido, para sus propietarios en un negocio muy rentable. Pero ¿Quiénes tienen una mayor demanda de atención y cuidados de una madre que nuestros propios bebés? Y es que la lactancia materna, por ejemplo, tiene una importancia significativa para los bebés, ya que implica una relación de amor fundamental y no sólo se reduce a un mero acto alimenticio. La Academia Americana de Pediatría recomienda amamantar por un año o más; por su parte, la organización OMS, conmina a que sean por lo menos dos años. En la actualidad, se reporta que adultos daneses que fueron amamantados durante los primeros nueve meses de su vida, tienen en promedio 6 puntos arriba del promedio de cociente intelectual en comparación con aquellos que habían sido amamantados menos de 6 meses, de acuerdo a un estudio de The Journal American Medical Association en 2002. Por otra parte, los estudios muestran grandes efectos positivos directamente en el sistema inmunológico y la salud y sobre todo, las repercusiones tan grandes en términos económicos en el sistema de salud de cualquier sociedad moderna.

IDEOLOGÍA DISFRAZADA DE CIENCIA

La discusión sobre el cuidado de los niños no es significativa, sin importar si son cuidados tempranos para infantes de los primeros dos años a tres, para preescolares o bien, niños en edad escolar o grupos de diferentes edades, para quienes las implicaciones son distintas. Tenemos que reconocer que existen riesgos en las estancias infantiles o guarderías, y que los profesionales a cargo, tendrían que ser uno por cada tres (no cinco) infantes menores de dos años como un requisito preliminar para las instituciones maternales que se consideran por su “alta calidad”, lo que a su vez, lo hace altamente costoso. Sin embargo, en lugar de promover valores sociales que fomenten un cuidado materno de niños pequeños, muchas mujeres ganan poder social. La burocracia y la política hacen una convocatoria al uso de las guarderías, ignorando la acumulación de evidencia de riesgos en cuanto al cuidado en instituciones maternales. En su editorial The Wall Street Journal del 16 de julio de 2003, el profesor Jay Belsky describió esta tendencia como “ideología disfrazada de ciencia”.

CUIDADOS MATERNOS Y SALUD MENTAL FAMILIAR

Múltiple evidencia basada en investigación, incluido un estudio multimillonario (en dólares) sobre los efectos de los cuidados infantiles por The Early Child Care Network of the National Institute for Child Health and Development (NICHD), en el cual, uno de sus miembros fundadores fue Belsky, quien se dedicó a la observación de las guarderías dedicadas al cuidado diurno, y en donde reporta, como resultado de su investigación, que los niños que pasan más tiempo en cualquier clase de estancia o situación de cuidado no realizada directamente por la madre, después de los 4 y medio años, son bastante más agresivos y desobedientes, y menos asertivos y dependientes que el resto de los chicos del mismo grupo de edad. Esto acarrea conflictos para los padres y los compañeros de clase de estos niños así como para sus profesores, ya que su conducta puede no solo el aprendizaje del pequeño, sino también el de sus compañeros.

La seguridad de apego de un infante tendría que estar establecida alrededor de los 15 a 18 meses, mientras que un apego inseguro durante la primera mitad del segundo año, puede asociarse con una mayor probabilidad de exponerse a riesgos o problemas con su desarrollo posterior. El estudio de la NICHD mostró que los riesgos del apego inseguro se incrementan en infantes que pasaron en promedio 30 horas por semana sin el cuidado directo de la madre, independientemente de la calidad de los cuidados, cuidadores o factores asociados. Los riesgos también incrementan cuando un número de factores de riesgo como la poca calidad de los cuidados, cambios en estos y la relativa insensibilidad materna ocurren juntos; por ejemplo, mas de 10 horas a la semana incrementan el riego de apego inseguro si la madre es relativamente insensible a las necesidades de su bebé, inclusive, si todos los factores, como la calidad de los cuidados infantiles, son favorables. Además de que se reportó que los niños que pasan más tiempo en las guarderías, durante los primeros 36 meses de edad, independientemente de su calidad, son quienes tenían madres menos sensibles. Un resumen de este estudio de NICHD puede encontrarse en “My Early Child Care-Infants and Nations at Risk” (1997)

Un estudio longitudinal realizado en Minnesota muestra que mientras las experiencias con lo compañeros y la familia aparentemente hacen contribuciones distintas a las futuras relaciones más íntimas y cercanas de los sujetos, la calidad de las experiencias tempranas de apego, tienen una importancia en lo que respecta al establecimiento relaciones exitosas en diversos aspectos emocionales en las futuras relaciones adolecentes y adultas e incluso en las relaciones amorosas de la vida adulta. Además, los niños con historia de apego seguro, suelen tener una mejor salud emocional, mejor desempeño social, habilidades de liderazgo, moral y conducta social, seguridad, autonomía y un autocontrol más apropiado en cada etapa del desarrollo.

Las situaciones riesgo-beneficio pueden ser diferentes cuando los niños más pequeños están en situaciones de riesgo social, como pobreza, aunque esto puede modificarse si son expuestos a una guardería de calidad, potenciando, además, el desarrollo intelectual del infante. Pero estos casos particulares no pueden generalizarse bajo el argumento de normar las guarderías para la mayoría de los niños de cualquier sociedad, aunque las políticas actuales lo hayan convertido en una moda.

LAS OPINIONES DE PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL.

Penélope Leach (1997) reporta que, cuando le preguntaron sobre qué etapa es la mejor para educar a un bebé, contestó que desde el nacimiento hasta los 36 meses; por otra parte, la mayoría de los profesionales de la salud mental creen que desde el “punto de vista” de los bebés, el tiempo necesario para estar con sus mamás son “las 24 horas del día durante más de un año” (aprox. 15 meses o más), y lo “ideal” para los niños en cuanto al cuidado que reciben de sus madres, son aproximadamente 27 meses. Estos resultados se basan en opiniones de 450 participantes de 56 países, del total de 902 miembros de “The World Association for Infant Psychiatry and Allied Disciplines”, quienes contestaron de forma confidencial y anónima. Leach concluye: “…los resultados encontrados son de muchos profesionales dedicados a la salud mental infantil, quienes creen que los mayores intereses de los niños están estrechamente vinculados a los patrones tradicionales de crianza materna, diametralmente opuestos a los intereses políticos de mercadeo, en donde estos aspiran a proveer y los padres aspiran a encontrar el servicio ideal de cuidado infantil”.

CONCLUSION

Los frutos del adecuado cuidado y lactancia maternos, iniciados tempranamente, son de los grandes beneficios que las personas pueden tener en su vida. Ofreciendo esto a sus hijos, madres y padres están estableciendo los patrones de las futuras relaciones de sus hijos, que a su vez, son mutuamente gratificantes y que durarán el resto de sus vidas.

Padres y madres comparten roles importantes: padres, compañeros de juego, educadores, cuidadores, protectores y proveedores. Pero en todos los mamíferos, los roles de ambos padres son diferentes. En la naturaleza, el periodo de amamantamiento, es un rol materno primario, en los primates, este rol se complementa con llevar al niño encima y con dormir juntos, lo cual promueve el apego seguro. Por otra parte, los programas que presionan a las madres jóvenes a incorporarse a la fuerza laborar y prometen guarderías o estancias infantiles conllevan riesgos a largo plazo para el bienestar comunitario. Nuestra sociedad necesita reconocer la importancia en el desarrollo del periodo de la lactancia materna y la creación y mantenimiento del vínculo madre-hijo durante los primeros años de vida junto con la estrecha participación del papá y la creación de entornos sociales que los faciliten y apoyen. Si vamos a pagar por el cuidado infantil, ¿porqué no apoyar a las madres para que lo hagan? La infancia no regresa.

Agradecimientos: al Profesor Jay Belsky y al Profesor B. Egeland por proporcionarme su material y la comunicación que tuvieron conmigo, pero la responsabilidad de texto es mía.

© Peter S. Cook, Sydney, Australia 2004 Cualquiera persona tiene nuestro permiso copiar y usar esto articulo entero o en partes. No tiene que pedir permiso, pero por favor avisa el autor, Dr. Peter Cook, y manda una copia a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla o a 62 Greycliffe St, Queenscliff, NSW, 2096, Australia.

El Doctor Peter S. Cook es un psiquiatra para los niños y las familias, jubilado, en Sydney, Australia, quien escriba sobre prevención en la salud mental de los niños y de las familias. Aquí puede ver unos recursos y materiales relacionadas, en ingles. http://www.naturalchild.org/peter_cook

También están invitados visitar su propia página de web http://www.members.optusnet.com.au/pcook62